martes, mayo 22, 2012

Tlatelolco 2012

Llorar por los caídos, por el futuro. Nunca han estado más justificadas esas lágrimas.


No hay comentarios.: